martes, 26 de abril de 2011

Ella [la Ley de Partidos] ha perdido el control

La Abogacía y la Fiscalía del Estado español siguen negando a la mayor a buena parte de la izquierda abertzale. Con la suerte de Sortu en el Constitucional [después de la ajustadísima sentencia de ilegalización del Supremo], esta vez ha sido Bildu la señalada como nuevo proyecto político de ETA. Lo dicen Rubalcaba, otros muchos socialistas [sobre todo de fuera del País Vasco] y la mayoría de los populares. 

El otro día leí unas palabras de Rubalcaba en las que el superministro presidenciable sostenía que los políticos no ilegalizan partidos ni ideas, porque esta es una labor que compete a los jueces. Es otra de las cabriolas verbales de Rubalcaba, cuyo reverso suelen mostrar verdades ocultas. Porque dicho así, sin más, tiene toda la razón, pero tiene trampa... Los diseñadores de la Ley de Partidos fueron el PP y el PSOE, mano a mano cuando a unos y a otros les ha tocado tarea de gobernar, para sacar adelante una ley fabricada "ad hoc" contra una parte de la izquierda abertzale [poder ejecutivo] ampliamente avalada por sus respectivos grupos parlamentarios [poder legislativo].

Para los más despistados, o para aquellos a los que el ruido no les deja ver, Bildu es la suma de Eusko Alkartasuna, partido de tradición social-demócrata, soberanista, antigua escisión del PNV, Alternatiba, partido de corte internacionalista y anticapitalista, autodeterminista, escisión reciente de Ezker Batua-Berdeak [trad: Izquierda Unida-Los Verdes] e independientes. Sobre estos últimos, los independientes, Rubalcaba amenazó con poner no una, sino dos lupas para saber hasta qué punto Bildu en su conjunto podría estar "contaminada" [ese es el adjetivo que les gusta aplicar] de sujetos susceptibles de estar en la órbita de lo que a otros les gusta llamar ETA-Batasuna [así, todo junto, como le gusta decir a Mayor Oreja y a sus acólitos, para que el ruido no decaiga].

La cosa es que Rubalcaba se quedó corto con lo de las dos lupas, porque de hecho han sido tres los informes que han elaborado por "separado" [sí, el entrecomillado es opinativo] Ertzaintza, Guardia Civil y Policía. Veredicto: Bildu esta manchada de sujetos "contaminados". Atajo uno: Bildu forma parte de la estrategia de ETA; atajo dos: Bildu es ETA; atajo tres: que la Justicia haga justicia. 

Las cosas así, Bildu va a entrar en el Tribunal Supremo mientras Sortu permanece atascada en el Tribunal Constitucional. Brillante estrategia política del Gobierno y del partido socialista, instigados por la derecha más rancia del Partido Popular, en la que se emplaza a unos [Sortu] y otros [Bildu] a una situación de espera [acusados de ilegalidad], y en la que todo indica que se rebasará el plazo para que unos y otros no puedan presentarse a las Elecciones Municipales del mes que viene.

Todo esto ocurre después de que primero, los Estatutos de Sortu cumplieran a rajatabla los requisitos de la Ley de Partidos, en los que se manifestaba abiertamente, entre otras cosas, el rechazo a la violencia de ETA; y segundo, después de que Bildu impusiera un código interno que haya obligado a los integrantes de sus listas a firmar por escrito el rechazo explícito a la violencia, apostando, en todo momento, por vías políticas y pacíficas. 

Es un hecho: cuanto más insaciable es la Ley de Partidos, más fea sale retratada la democracia española, en cuya fiesta no se permite la entrada de sujetos "contaminados". Llama la atención que todos y cada uno de esos sujetos que los que diseñaron la Ley de Partidos denominan "contaminados" estén libres de cualquier cargo e imputación que incluya delito alguno. Digamos que, según el discurso oficial-oficialista no son de ETA, pero les falta solamente un hervor para serlo, circunstancia que les impide a partes iguales ser juzgados por pertenencia a banda armada y ser partícipes de una vida política normalizada. Es una de las paradojas de la legislación española: los sujetos "contaminados" son desplazados a un limbo de alegalidad, inaudito en cualquier otro país europeo, y que desemboca en la negación del derecho al voto de miles de ciudadanos vascos.

El punto álgido de la pornografía política española resulta de comprobar que entre el PSOE y el PP [los principales emisores del adjetivo "contaminado"] suman casi 100 candidatos imputados por delitos de corrupción política en las listas de las elecciones municipales de mayo. Es decir, que los porteros que vigilan la asistencia a su fiesta democrática no miran la suciedad de los zapatos de los que entran, sino qué tipos de ideas pueden hacer peligrar, precisamente, que su democracia deje de ser una fiesta privada con derecho a veto.

Lo de fiesta privada con derecho a veto viene del retrato que se obtiene en el Parlamento vasco gracias a la Ley de Partidos. Aquí gobierna desde hace dos años el socialista Patxi López, gracias al apoyo en la investidura del Partido Popular, previo pacto que ambos partidos llamaron de las libertades y contra el terrorismo. PSE y PP suman mayoría parlamentaria gracias a que la Ley de Partidos que ellos mismos diseñaron dejó fuera del juego democrático a esa izquierda abertzale que según ellos está repleta de sujetos "contaminados". Sin la Ley de Partidos, Patxi López nunca hubiera sido Lehendakari, y eso es una verdad de las que se llaman objetiva. Ahora, en las municipales venideras, sin Sortu, o sin Bildu, PP y PSE saldrían favorecidos igualmente, sin olvidarnos del PNV [que critica y, al mismo tiempo, se aprovecha, de la Ley de Partidos], en los repartos de concejales en los municipios vascos.

Y es que es muy tentador disponer de una herramienta como la Ley de Partidos, que has diseñado tú, pero que pones en manos de terceros, los jueces, para que hagan y deshagan sin apenas ensuciarte las manos [saludos otra vez, Rubalcaba]. Con la impugnación de todas las listas de Bildu, la Ley de Partidos adquiere proporciones monstruosas. Y el monstruo empieza a estar fuera de control. No contábamos con el hambre voraz de esa herramienta que ya tiene vida propia, y que engulle cada vez en círculos concéntricos más alejados del centro diseñado. Al paso que va, como no sea sacrificada por sus impulsores, ellos mismos serán devorados por el monstruo que han creado.

Hace dos años no existía un partido surgido de la antigua Batasuna que rechazara la violencia de ETA, ni ETA estaba en tregua. Aún estando en contra de la Ley de Partidos, uno podía hacer el ejercicio de entrar en su lógica [por absurda que pareciera] para entender el mecanismo de ilegalización de un partido más o menos dependiente de o vinculado a ETA. Pero hoy ETA está en tregua, Sortu rechaza la violencia de ETA y quien más, quien menos, de los que vivimos aquí, sabemos que un ciclo político está terminando y que otro está comenzando, y que seguirá adelante incluso si Bildu no pudiera presentarse a las elecciones municipales. Porque el movimiento surgido del nacimiento de Sortu [trad: nacer, brotar] podría dejar a ETA huérfana por completo de toda masa social movilizada desde la izquierda abertzale. Y eso es un hecho histórico, le pese a quien le pese.



BONUS TRACK




17 comentarios:

fiorella dijo...

No hay marcha atrás, será ahora,será despúes,arbitrariedades mediante,pero son una realidad que por más que la quieran ensombrecer no podrán. Un beso.

Folie à deux dijo...

Contéstame algo. Qué ley no se hace a medida de los partidos mayoritarios en el Parlamento? Son los partidos políticos a través de sus diputados quienes hacen las leyes.

En cuanto a la Ley de Partidos, siempre pensé que era un enjendro antidemocrático. Igual que ilegalizar partidos por el hecho de que haya en sus listas personas que fueron terroristas.

Ahora parece que es la caza del abertzale. Pero habrá que buscar una solucion democrática,digo yo.

Anónimo dijo...

la ley de partidos intenta que todo siga igual, no deja lugar a cambios

Anónimo dijo...

Pero la "blogosfera" e "internet" ya sabe la verdad subyacente, y es que el bipartidismo tiene mucho miedo a las nuevas alternativas. El gobierno va a tener que manipular, tergiversar y mentir mucho para salir de esta.

Anónimo dijo...

Si no fuera por la Ley de Partidos, ni Bildu ni Sortu existirían, y los mismos personajes seguirían criticando con la boca chica, cuando no aplaudiendo, los atentados.

Sinceramente, a muchos ciudadanos españoles ya nos importan un bledo los derechos políticos de esa parte de la sociedad vasca que nunca ha respetado ningún otro derecho de "los demás" (los demás que somos mayoría).
A ese extremo hemos llegado, sí. Y mira que me pareció una salvajada cuando la aprobaron, pero una década más tarde tengo que reconocer que la ley ha servido para algo.

Anónimo dijo...

Pero no eramos todos iguales ante la justicia??? Ah claro,que es la democracia selectiva.

Anónimo dijo...

ETA estará en tregua pero les acaban de pillar cientos y cientos de kilos de explosivos y tuvo un tiroteo con policias franceces. Parece que las treguas as aprovechan para armarse.

Muchos sabemos que en los candidatos llamados independientes de Bildu hay muchisimos que pertenecian a Batasuna. El documento Herri Akodioa ya marca con cuantos candidatos tenian que contar. Los casos mas sonados han sido los de Elorrio y Bergara.

Estará bien que esta gente no pueda estar en las elecciones y así perderán todo el dinero que chupaban de los ayuntamientos. Cuanto más se pueda estrangularles económicamente, menor capacidad tendrán de matar.

Anónimo dijo...

De verdad la LP ha tenido algún resultado, además de radicalizar a ETA y nutrirles de efectivos desesperados por no poder usar vias políticas? Por cierto, Pez Abisal, por menos de lo que tú has puesto aquí han cerrado periódicos. En democracia hay que tener cuidado...

Anónimo dijo...

Es cierto que los partidos mayoritarios tienen en sus listas decenas de imputados, y habrá que luchar contra ellos.

Pero de momento, prefiero que me atraque un ladrón a que me mate un asesino.

Anónimo dijo...

Lo que es inédito en Europa es que haya miles de vascos sin derecho a voto por estar enterrados o exiliados por las amenazas de los asesinos.

Esa es la verdad y no se puede justificar por mucha retórica que le eches...

Anónimo dijo...

De inedito en europa nada de nada, en francia se ilegalizan cada año partidos y en alemania tambien y de todo signo. Un poquito de cultura.
Mientras haya evidencias de nexo entre eta y un grupo político este no debe poder presentarse. Y para que nos creamos que de verdad abandonan la via violenta, un minimo de tiempo es razonable. Porque vamos a creer a quienes han alientado a los asesinos y protegido porque lo dicen ellos ?

Anónimo dijo...

Absolutamente de acuerdo y eso que vivo en Madrid y no soy precisamente vasco. La política española actual da asco, con todo tipo de sujetos que solo están ahí para forrarse y gente que va dando lecciones a otros mientras tienen la mierda en casa. Apesta

Anónimo dijo...

La democracia es el sistema menos malo para gobernar una sociedad con un mínimo de garantías y libertades para todos. Una de las ventajas que tiene es que puede ser usada por cualquiera para proponer y defender sus ideas.Pero ¿puede la democracia amparar al personaje que dice: si no te gustan mis ideas, vete de mi tierra o tu vida corre peligro? Creo que no todo vale en nuestro sistema, y es tramposo decir que todos tienen el derecho a competir en igualdad de condiciones cuando unos pocos lo que único que quieren es que sólo se oigan sus ideas.

kinos dijo...

Excelente noticia!! Thx x la informacion facilitada, y seguir asi ya que es una pagina estupenda y gracias a ella estamos al dia.

pd: Visita y conoce las mejores Ofertas ADSL Vodafone,salu2.

Anónimo dijo...

Digamos que como española y madrileña para más inri mi opinión manipulada debería de ser a favor de la legalización,sin embargo siento una profunda vergüenza por el trato que las "instituciones democráticas" dan a estas formaciones, tengo la impresion que da igual lo que hagan, modificaran la ley una y otra vez, mientras grupos ultrafascistas campan a sus anchas por esas mismas instituciones sin necesidad de condenar el franquismo ni la violencia que ellos provocan. Ya te digo bochorno absoluto y convencimiento de que esto no es una democracia ni se le parece. Hoy la izquierda abertzale, mañana cualquiera que su opinion no les cuadre.

Antonio dijo...

Maravilloso artículo.
Claro, conciso, concreto y fantásticamente expuesto.
Una auténtica delicia.
Enhorabuena

Emi Voces dijo...

Con la muerte de Franco iba a llegar la democracia.

Con la ley del divorcio y del matrimonio homosexual (es decir, esos maricones pervertidos), la familia iba desfragmentarse.

Con Bildu España iba a resquebrajarse, y a convertise en un paraíso para terroristas y asesinos.

Bla, bla, bla...

Qué país más aburrido... Que siempre van a pasar cosas y al final nunca pasa nada.

Publicar un comentario