viernes, 20 de abril de 2012

Un autorretrato

Sobre todo me ha llamado la atención la oxidación de la hoz. Y por eso me he parado frente al escaparate de la librería. Sí, también he echado en falta un mango de madera y un martillo, pero ha sido después. De primera lo dicho..., ha sido el retrato de esa hoz desgastada por el paso del tiempo lo que me ha llamado la atención.

Enseguida he visto qué era esa hoz, la ilustración de la portada de un libro donde podemos leer [una palabra por línea, lo siguiente...] MANIFIESTO COMUNISTA MARX ENGELS ALIANZA EDITORIAL. La reflexión no ha tardado en llegar: para la editorial que lo publica, es obvio que el comunismo ha envejecido mal, de ahí todas las elecciones ideológicas que han llevado a ilustrar la portada del "Manifiesto Comunista" [1848, Marx y Engels] con una vieja hoz oxidada, imposible de "aprehender" [resultado de ser una herramienta sin mango] y desprovista ya de su función como símbolo [hoz huérfana de su martillo].

En el símbolo comunista, la hoz representa al proletariado campesino y el martillo, al industrial. Los dos juntos, entrecruzados, simbolizan la unión de los trabajadores. Seguramente hubiera seguido tirando del hilo [y me hubiera lanzado a morder a Alianza Editorial y a su matriz, Grupo Anaya] de no haber visto el libro contiguo a la derecha, "El Anticristo" de Nietzsche, publicado por la misma editorial.

Después de haber visto lo que han hecho con el otro libro, ¡cómo no fijarse lo que han hecho con este otro...! Ejercicio de comparación... ¿Y cómo han ilustrado la portada de "El Anticristo"? Con un Nietzsche jovencísimo, seguramente de una época en la que ni siquiera había escrito su primer libro, no lo sé. Curiosamente la fotografía de Nietzsche es visible a través de una cruz, mientras que el título del libro y el nombre del autor forman una equis. Vista la portada en conjunto, no se sabe quién tacha a quién: ¡maldito postmodernismo!

Y de la comparación al contraste, entre la vieja hoz y el joven Nietzsche... [además del precio, un euro más caro "El Anticristo"]. ¿Será cierto que Nietzsche ha rejuvenecido, mientras que Marx y Engels se han convertido en viejos decrépitos? Es obvio que para la editorial sí, y es muy posible que para el mundo también. No lo sé. Y tampoco me importa mucho...

Casi al punto de irme hacia casa es cuando he visto mi reflejo en el cristal del escaparate. Ahí estaba yo, en la mitad exacta entre el "Manifiesto Comunista" y "El Anticristo". Lo cierto es que me he leído los dos libros y ambos son referencias biográficas obvias, así que me ha apetecido hacerme una foto con ellos, pero un instante antes de disparar me he desplazado ligeramente desde el medio hacia la derecha... 

Sí, ¡qué pasa...? Quería autorretratarme más cerca de Nietzsche que de Marx... [Click]






6 comentarios:

india dijo...

Para lo redactado necesito releerte y releerte, me vienen cosas pero demasiadas y a la vez, muchos "y si..." jejejejje porque dices mucho y de mucho, no sólo de dos libros, o sus portadas... dato dado, dato que tengo que mirar más...
En cuanto a la imagen, clickas con el derecho, abrir en nueva pestaña (da la posibilidad de zoom) pero el día es gris, en un escaparate de Cádiz, haces eso y la luz del exterior hace que el reflejo sea más visible... adivino unas gafas, pero lo demás... ya es darle al imaginario jijijijijiji
Atxutxones!

Blue dijo...

Como portada me gusta más la de Engels, es mucho más expresiva.
La de Nietzsche es un poco confusa. No le cojo el "mensaje", ja, ja.
¿El precio?, no sé, pero yo creo que "el libro rojo" de la derecha está mucho más vivo...y es barato, muy barato.
Chove, ¿eh?.
Musutxuak, Kez.
...y achuchones!!!, ja, ja.

Licantropunk dijo...

No, no. De eso nada: una hoz auténtica está envejecida y desgasta por el uso: una hoz que ha visto. El resto son hoces del Leroy Merlin.
Saludos.

fiorella dijo...

Me gusta la portada de Alianza...la hoz oxidada me gusta más que algunos relucientes metales de ahora.Un beso

Dani dijo...

Más extraño me resulta a mí el tamaño de letra de 'Alianza editorial' en el libro de la hoz. La propia editorial se presenta como algo con la misma trascendencia que 'Manifiesto comunista' o 'Marx Engels'. Qué soberbios.

Blue dijo...

Cierto, lo del tamaño de letras de la editorial tiene su gracia.
;-)

Publicar un comentario