domingo, 30 de enero de 2011

Baraka (Ron Fricke, 1992)

Una película documental. Imágenes sin diálogos; sin voz over. Solamente imágenes con música; también con sonido ambiente. Quizás un ejercicio antropológico contaminado de retórica publicitaria; no importa. En cualquier caso, una delicia audiovisual que solamente puede degustarse [porque para engullir ya tenemos las imágenes televisivas]. ¡Que la disfrutéis!

He aquí Baraka:

12 comentarios:

lagotaquecolmaelvaso dijo...

mis ojos y oidos te lo agradecen gran Kez!

India dijo...

Billete para hora y media en el paraíso...me he cabreado (perdón) conmigo misma,porque me decía "Cuando muera quiero que la muerte sea así"...y acto seguido,me he echado una bronca del copón "So pedazo de gilipollas (perdón,me decía) si estás viva y es en la vida y es vida lo que ves!"...y es verdad...mi yo enfadado tiene razón...qué bien viene lo dual en uno mismo para collejearse de cuando en cuando...
Un regalo vital el tuyo,Kez.
Achuchones!!!!

Blue dijo...

Bueno, si tuviera que ponerle un defecto diría que es demasiado bonita. Se nota que está hecha por uno que sabe de fotografía, porque incluso le saca partido a un vertedero.
Me sorprende la parte después del minuto 57, en la que aparecen pozos de petróleo(?) en Irán(?) y de fondo una música de gaitas (???).
Este documental también podría aderezar la entrada de Amy Chua.

Saludos, Kez.

(No sé que pasa aquí. Mientras estaba escuchando las canciones tristes, la Niña de los Achuchones me hacía un adelantamiento por la derecha...¡Cría cuervos, ja, ja!
;-)

India dijo...

Yo por la derecha nunca!!jamás de los jamases!!!la ley y el corazón me guían hacia la izquierda juaajuajuajua jijijijijiji
Achuchones!!!!

Kez dijo...

Ruru, ¿no habías visto todavía Baraka? Un saludo,

India, esquizofrénica autofostiante, por lo poco que conozco a Blue creo que no se la puede adelantar ni por la derecha ni por la izquierda. A Blue se la adelanta cogiendo carrerilla y de un salto, sobrevolándola. Eso sí, luego la hostia no es pequeña, jajaja. Me alegro de que te gustase Baraka. Achuchones

Blue, pues sí. El docu es "realidad" hipercosmetizada digamos. Exagerada, ultrapublicitaria como pongo en la entrada. Pero yo en su momento se lo perdoné todo, porque es un chute audiovisual que conecta dos cables internos hasta que se hace clik. Y eso creo que pasa con muy pocas cosas. En fin...

[Por cierto... Yo baraka la vi en la fecha del estreno, en pantalla grande. No es por daros envidia, pero no es lo mismo. Fue mejor, jajaja]

Un saludo,

India dijo...

Gran verdad...pero añado,ni sobrevolándola!!
Ná,tontás...y que hace mucho que no le piso como antes (al acelerador del coche,digo,claro)
Achuchones!!

Blue dijo...

(Estoy vigilando...)

Kez, esta niña te revoluciona el blog. Aunque cierres la puerta sabe entrar por las ventanas...es como Campanilla!!!

Sí, el vídeo sería mejor en grande. Y ya no digo en el cine sino llenando la pantalla del ordenador. Tampoco pido tanto.

;-)

Dani dijo...

¿Sin diálogos? ¿Música e imágenes tan solo? En ese caso promete. He tardado cero coma en recordar Powaqqatsi, muy en la onda del espectáculo audiovisual con capacidad (o no) para darle un poquito al coco. Te la recomiendo ya puestos.
Saludos.

India dijo...

Blue,que me he acongojado hasta yo,que Campanilla es una psicópata si se cuela por todos lados...jijijijijiji
Achuchones!!!

Kez dijo...

Dani, me acabas de descubrir Powaqqatsi, segunda parte de una trilogía donde pone música Philip Glass. Gracias. En cuanto pueda la(s) veo. Ya me dirás qué te parece "Baraka". Un saludo,

Blue e India, que nada ni nadie ni Sinde desconecte vuestra conexión, jajaja.

Licantropunk dijo...

Sólo he visto un trozo: un tanto new age y otro tanto National Geographic. El espectáculo sería verla en pantalla de cine con un buen sonido. Me recuerda a una que vi recientemente llamada "Himalaya".
Saludos.

Kez dijo...

Eso es Licantropunk. Cuando escribí la intro. pensé en poner el calificativo "new age", pero al final tiré por el anclaje con el mundo publicitario. Un saludo,

Publicar un comentario