sábado, 5 de febrero de 2011

Nosotros que no somos ni egipcios ni tunecinos

Hablemos de Egipto. O mejor dicho: hablemos de nosotros cuando hablamos de Egipto. Nosotros somos los occidentales, y aunque nos importe una mierda lo que pasa en Egipto, nos gustan las historias que nos hablan de Egipto.

Es curioso. Hasta hace dos semanas, Mubarak era uno de nuestros aliados. Casi se podría decir que era uno de los nuestros. Ningún medio de comunicación occidental de los grandes, los que nos atiborran de fast-news, le llamaba dictador. Ahora la veda está abierta: Mubarak lleva casi 30 años en el poder, es decir, es malo. Antes era nuestro amigo, pero ahora no, ahora hay que derrocarle, hay que ayudar a los egipcios a liberarse del tirano.

Entonces, nosotros los occidentales nos contamos a nosotros mismos, a través de nuestras máquinas expendedoras de fast-news, que queremos la democracia en Egipto. Nuestro gobiernos democráticos también lo quieren.

[FOTOGRAFÍA 1: Hosni Mubarak mira, enamorado, a Barak Obama]
 
Salto espacio-temporal hasta Argelia a finales de 1991 y principios de 1992. Los integristas del Frente Islámico de Salvación [FIS] ganan la primera vuelta de las elecciones [democráticas]. El Ejército argelino [de ideología laica y pro-occidental, gracias a la herencia de la potencia que la colonizó, Francia] obliga al presidente de entonces, Chadli Benyedid, a suspender la segunda vuelta. Acto seguido se declara ilegal al FIS y se decreta el estado de excepción. En resumen, un golpe de Estado. Suena feo, pero Occidente, cuando aquello, ni rechistó. ¿Por qué? Por que los integristas son malos, que así nos gusta decirlo.  

En España llevamos casi 20 años sin hablar de Argelia, y es que el gas que consumimos los demócratas españoles viene de Argelia, y hay feeling comercial entre las grandes empresas del sector del gas de ambos países. Nuestros medios fast-news, perros guardianes de ese poder que ellos nunca retratan, quieren lo mejor para nosotros: por eso se mantienen callados y nosotros, contentos, porque nos reconforta estar en nuestras casitas sin pasar las penurias climatológicas propias de los inviernos, y que serían insoportables sin calefacción.

[FOTOGRAFÍA 2: Abdelaziz Buteflika y José Luis Rodríguez Zapatero juegan al piedra, papel y tijera]
Volvemos a Egipto. Nos preocupa Egipto, nos gusta decirnos. Como en toda historia hay buenos y hay malos. Los buenos son los que quieren parecerse a nosotros, tienen ansías de libertad, de libertad al estilo occidental. Los malos son los de Mubarak, los que pegan a los periodistas occidentales, los que disparan y atropellan a la multitud, los que quieren que el dictador siga en su puesto, etcétera. Nos preocupa Egipto, eso es, aunque no sepamos lo que está pasando. 

Tenemos miedo, por ejemplo [he escuchado decir] a que los malos saqueen todo el arte que hay metido en sus fronteras. Me pregunto si cuando llegue la democracia a Egipto nosotros, los demás países demócratas, les devolveremos todo el arte que les hemos expoliado a lo largo de los siglos. Sería un acuerdo de tú a tú, de democracia a democracia, digo, en términos de igualdad, como nos gusta a nosotros contarnos a nosotros mismos.

[FOTOGRAFÍA 3: Hosni Mubarak mira a una Angela Merkel 
que parece no querer saber nada de lo que le han preguntado]
Salto espacio-temporal hasta Túnez hace un mes. ¿Quién era Ben Alí antes de la revuelta del pueblo tunecino? Nadie. Desde entonces sabemos que es un dictador. ¿Sabían los turistas occidentales que acudían a sus hoteles y a sus playas que ese país estaba sometido a las fauces de un malvado señor que impedía la libertad de su pueblo? ¿Sabían que su dinero iba a parar a un administrador que le gustaba muy poco repartir? Claro que no; no era un detalle que importase mucho. Bueno, pues ahora sí que importa.

[FOTOGRAFÍA 4: No lo saben, pero Nicolas Sarkozy y Ben Alí 
están contándose un secreto que Julian Assange está escuchando]
Efecto contagio, es otra cosa que nos estamos contando. Y si el virus democrático llegase a Marruecos... ¿nuestros fast-news se atreverían a llamar dictador al amigo de nuestro rey? Si así fuera, nosotros les seguiríamos entusiastas: ¡Mohamed VI dictador, Mohamed VI dictador, Mohamed VI dictador! ¡Abandona el poder y deja a tu pueblo en libertad!, gritaríamos también, que queda bien, solidarios con aquellos que quieren parecerse a nosotros los buenos. 

¿Y si el virus occidentalizador llegase a Jordania? ¿Apoyaríamos al pueblo jordano a que desterrase a los tiranos Abdalá II y Rania? ¿Les harían un hueco en su palacio nuestro futuro Felipe VI y Letizia? ¿Cómo cubriría la noticia la revista "Hola"? 

¿Y si la cosa reformista llegase a Libia? Con Muadar Gadafi hemos tenido problemas históricos de cómo perfilarlo como personaje: ahora sí es un dictador, ahora no, ahora sí y, por cierto, ahora estamos en que no. Pero al tiempo...

[FOTOGRAFÍA 5: Silvio Berlusconi, minutos antes de una fiesta farloputera, y Muadar Gadafi, minutos después]
¿Y aquí? ¿Aquí no hay riesgo de contagio? Por lo visto no. Nos cuentan, nos contamos, que la revolución aquí no puede tener lugar porque ya hemos alcanzado la democracia, que, como bien sabemos, es el estado máximo de libertad, un estado al que, de forma automática, le corresponde el mayor grado nunca conocido de quietud e inmovilismo social. Quizás por eso nos entretienen nuestros fast-news, y nos dejamos, gustosamente, entretener, con historias ajenas de países que desconocemos, cuyos ciudadanos todavía tienen algo por lo que luchar. Ellos tienen la suerte de tener un conflicto que resolver, tienen una historia que contarnos. Aunque estaría mejor dicho que ellos sí tienen el conflicto, pero no la historia. La historia es nuestra [como su arte], que nos contamos a nosotros mismos con su conflicto.

Es sorprendente [he leído también a alguno de nuestros sesudos opinadores de nuestros fast-news] cómo unas sociedades civiles, que parecían no existir en Túnez primero, y en Egipto después, han irrumpido con esa fuerza, reclamando sus derechos, y presionando con fuerza a sus gobiernos, en la calle, tal y como se hace en todos los procesos revolucionarios que no tienen por menos que desembocar en un sistema democrático. Fin del capítulo uno [o posible falso final].

Capítulo dos [o probable final verdadero]. Cuando en Egipto los islamistas ganen las elecciones democráticas [que hoy pide su pueblo y nosotros los occidentales], enseguida se dirá, nos diremos, que la sociedad egipcia todavía no está madura para la democracia, igual que ocurrió en Argelia en 1992 y en Palestina cuando Hamas ganó las elecciones de 2006. Entonces resurgirá la figura de cualquier otro dictador, vestido al estilo demócrata-occidental [no muy diferente a Mubarak] y al que nuestros fast-news no se atreverán a llamar dictador hasta nueva orden...


BONUS TRACK

UNA PREGUNTA
Si la sociedad civil egipcia, inexistente hasta ahora, está en la calle... ¿dónde está la nuestra, que si existe, si no está en la calle? ¿Dónde estamos nosotros? ¿Qué estamos haciendo?

UNA RESPUESTA
Estamos encerrados en nuestras casas, lapidando a David Bisbal por imbécil y a Nacho Vigalondo por ingenuo, a través de nuestros twiters


19 comentarios:

Blue dijo...

Amigo, ¿Que estamos haciendo? Terrorismo, y tú el primero, así que vigila el ring porque tu Rubalnosequé dice que si no existiera internet estarías calladito y el no tendría tanto miedo al terrorismo internacional (se ve que el nacional no le hace pupa, ja, ja) y todos podríamos vivir por fin tranquilos (suponiendo que nos quepa más tranquilidad).
Tendrían que empezar a moverse los universitarios, pero parece que solo se manifiestan cuando cierran un botellódromo. Esto está crudo, verde y crudo.
También puede ocurrir lo que dice mi Amiga Internacional, que nos estén dando por culo y que no nos movamos para no darles gusto; y yo añado, o para no dárnoslo nosotros, por eso del pecado y tal.

Pues nada, a abrigarse, que el invierno va a ser largo.
Y fuma si tienes ganas, ja, ja.

Saludos, Kez.

(Por favor, explica la foto 5, ja, ja..¿Por qué sabes que Berlusconi aún no empezó la fiesta? ¿Lo ves tenso?)

Licantropunk dijo...

En primer lugar: la canción de Smashing Pumpkins es una de mis favoritas, su genial paso por el rock duro.
El artículo: los hijos de puta de la realpolitik, que se enriquecen, "regalan" los recursos naturales de sus países a las multinacionales y mantienen a su pueblo en la pobreza y el analfabetismo.
La prensa, sobre todo en España, es una ola de conservadurismo, la voz de sus anunciantes, y dentro de nada si Mubarak sigue en el poder, será un héroe en los titulares. Como dijo Aznar esta semana, democracia sí, pero según los intereses de occidente: la verdad desnuda.
Y por último, twitter es un espacio donde no se sueltan más que estupideces y frases improvisadas: el resto responde con gracietas malas, amplificando imbecilidades ajenas que no deberían tener espacio en ningún medio.
Barriendo para casa: los blog como espacio de reflexión libre y meditada. El tuyo, por ejemplo.
Saludos.

Licantropunk dijo...

Entro a ver la prensa: Titular de "El País": "Mubarak trata de reactivar la economía paralizada tras 12 días de protestas", titular claramente favorable al sátrapa. Me temo que Mubarak no se va.
Saludos.

Dani dijo...

Cojonudo repaso de lo que está ocurriendo. Me encantan los posts así. Informando acerca de los informadores, y de nosotros mismos, que para algo somos quienes alimentamos "lo que hay".
El ejemplo que mencionabas de Hamas en 2006 es jodidamente premonitorio de lo que puede ocurrir en Egipto. Recuerdo como mi profesor de filosofía en aquel momento tenía la caradura de soltarnos su ideología, la cual consistía en un "los terroristas se han hecho con el poder. Tenemos que reconducirles". Es un discurso muy empleado cuando hablamos de África y Oriente Medio.
El análisis de la situación no parece encerrar dificultad: de un lado los occidentales, que velamos por nuestros intereses; de otro los "árabes", de quienes esperamos sumisión.
Suelo esbozar alguna sonrisilla cuando en los informativos (desde TVE hasta Intereconomía, pasando por la gran mierda de Antena 3) se enarbola la bandera de los derechos y la democracia en estos países cuando, como bien dices, hasta hace un par de días nos la sudaba todo este asunto. Me río también de la defensa a ultranza de la revolución pacífica que llevan a cabo los medios. Y digo yo: ¿Por qué hostias tiene que ser pacífica? Mubarak parece no tener ni un ápice de legitimidad. Se le quiere fuera (creo xD). Pues que le echen de una puta vez.
"Estamos encerrados en nuestras casas, lapidando a David Bisbal por imbécil y a Nacho Vigalondo por ingenuo, a través de nuestros twiters."
Suscribo al 100%. El estado de bienestar y la sociedad de consumo fueron el revulsivo ideal con que combatir la gran contradicción del capitalismo originario, aquella por la cual los proletarios, rebotados a full, empezarían a dar palos.

Anónimo dijo...

Zurko

Mirar a los ¨aguanta paredes¨... soltar la pared y señalar su salto, tan distinto y tan distante. Vigilando la "PARTICIPACION" democrática... y si, colocar el foco en la parte exótica mientras ocultan la envidiada revolución, por ejemplo islandesa

Kez dijo...

Rubalkaeitor Alarman, amiga terrorista, así se llama desde la movida de los controladores, jajaja. Muy bueno lo de la amiga internacional, otra peligrosa terrorista.

Sobre la FOTOGRAFÍA 5: Gadafi tiene cara resaca gorda dominguera, y Berlusconi no, su sonrisa es claramente pre-farlopa. Lo que indica que todavía no ha estado con putas es su posición todavía erecta. jajaja.

Sobre el fumeteo quiero escribir una cosita en alguna próxima entrada, de humor. ¡Y es... una primicia! Shhh. También me toca cerrar el relato abisal, una vez que el último participante se ha rajado vilmente.

Un saludo,

Kez dijo...

Lincantropunk, uno de los últimos titulares, en Público: EEUU da el visto bueno a la permanencia de Mubarak en el poder. Lo has clavado.

Tengo poco que añadir a lo que has escrito porque comparto lo que dices sobre la realpolitik, sobre la prensa española, sobre twiter y sobre todo, sobre lo que dices de este blog [;op], jajaja.

Sobre este asunto, como en tantos otros, podremos acabar diciendo eso de que toda ha cambiado para que todo continue igual.

[Esa canción de Smashing Pumpkins también es una de mis favoritas, junto a otras del disco anterior. Creo que el disco "Mellon Collie..." fue un falso final que dio pie a un final verdadero un tanto más mediocre: los discos sucesivos].

Un saludo,

Kez dijo...

Dani, es que lo jugoso siempre reside en el contracampo de donde apuntan las cámaras de televisión, y casi siempre estamos [en ese contracampo] nosotros los espectadores, engullidores de sus imágenes, al tiempo que, como apuntas tú, alimentamos "lo que hay" ante nuestros ojos. Es un ingenio de retroalimentación de la hostia...

Tu profesor de filosofía está donde está la mayor parte de la opinión pública occidental. De momento, en la engullición rápida del entusiasmo colectico que supone ver a un pueblo rebelándose contra sus gobernantes, y después, la reconducción [de nuevo] hacia nuestros intereses, ni más ni menos. Tu profe de filosofía, también, está donde está Aznar, en la cita que señala Licantropunk en su comentario de arriba. Y también está donde está Bisbal, que, obviamente, tiene problemas para expresarse como un profesor de filosofía, y esa lapidación le ha caído... lapidación, por cierto, llevada a cabo por individuos libremente mediatizados...

Un saludo,

Blue dijo...

Ja, ja, me has convencido con lo de Berlusconi. Por algo dicen que es un hombre políticamente erecto.

(Espero que en esa cosita de humor no te rías de los que tenemos que pasar frío en la terraza ;-)

Saludos.

Anónimo dijo...

Es una buena reflexión y muy cierta.
No coincido en que los islamistas ganen en Egipto, por que aunque en occidente se pretende transmitir que existen como amenza, no lo son.
Inteligentemente, en esta revuelta popular, para evitar que USA y EU los usen para causar miedo dando a entender que o el actual dictador y un posible Irán, ellos han prometido no presntarse si el dictador decidiese irse a Arabia Saudi a visitar a Ben Ali.

Kez dijo...

Blue, ¿Berlusconi hombre políticamente erecto?, jajaja. Con eso que cuentan de la erótica del poder, quizás Berlusconi necesite menos viagra que los señores de su edad, jajaja.

Kez dijo...

Anónimo, gracias por comentar. Comparto lo que dices, por eso ponía probable final verdadero. Ese escenario quizás no sea viable a corto plazo, pero no es descabellado en el medio y largo plazo. La posición de los "Hermanos musulmanes" es inteligente, manteniéndose "al margen". Porque, independientemente de que también formen parte de la sociedad civil egipcia, la revuelta tiene varios focos que trascienden su posición religiosa e ideológica. Una posición más activa, más visible por su parte, como apuntas tú, sería interpretado por los "nuestros" como una amenaza a eso que llamamos alegremente "nuestra libertad".

Un saludo,

Blue dijo...

¿Viagra, paqué, si a este le excita más una urna que una mujer!...y vamos a dejar a Freud a un lado.

;-)

Kez dijo...

Solo añadiría, obviando a Freud [aunque me haya hecho heridas en la boca para no citarlo], que a Berlusconi le molan las urnas jóvenes. Tal es su amor por las democracias incipientes. Y vamos a dejar de lado a esos otros dos pensadores vanguardistas que son Fernando Sánchez Dragó y Salvador Sostres.

;op

Blue dijo...

Ja, ja, ja...ovación, aplausos y llamadas al autor.

¡Muy bueno!...democracias incipientes, ja, ja, ja.

Kez dijo...

Todo por no decir derechos aterciopelados y libertades turgentes. En fin, Blue, que uno empieza a tirar del hilo de il Cavaliere y es un no parar, jajaja.

Kez dijo...

Zurko..., ¡que no te había visto! Ok, pero... ¿que quieres decir con lo de la revolución islandesa?

India dijo...

Llevo desde la lectura de este post sin poder articular palabra aunque con la boca abierta...vamos,que parezco un pez total...
Achuchones!!!

Kez dijo...

India, cierra la boca y habla. Parece un contrasentido, pero en este caso extremo que presentas, no lo es.

Quedas asignada como la achuchadora del Blog Abisal.

Achuchones, achuchadora abisal, jajaja.

Publicar un comentario