miércoles, 9 de febrero de 2011

Las falacias de los cerdo-ruidistas



Todos lo sabemos, excepto los cerdo-ruidistas: nadie puede condenar su pasado. Ellos son incapaces de condenar el franquismo. No seré yo quien les exija que lo condenen; me parece absurdo que tengan que hacerlo, porque nadie tiene la capacidad de negarse a sí mismo. Por eso tampoco le exijo a SORTU [trad: nacer] que condene a ETA; a mí me vale con que rechace su violencia a partir de ahora.

Pero los cerdo-ruidistas son insaciables. Hace unos meses decían que [para que fuera legalizada] o bien ETA lo dejaba definitivamente o bien la izquierda abertzale ilegalizada debía manifestar sin ambages su ruptura con la banda armada. La declaración del lunes de SORTU constata que ahora ETA está sola, que todos los partidos rechazan su violencia, incluida esa parte de la izquierda abertzale todavía ilegalizada. Pero los cerdo-ruidistas, insaciables en sus demandas, demandan más: ahora piden que SORTU reniegue de su pasado.

Los cerdo-ruidistas se caracterizan por sus lagunas en la memoria; diríase que a veces reniegan de la memoria voluntariamente. Todas las veces que se ha propuesto en el Parlamento español condenar el franquismo, el PP se ha abstenido. No pasa nada. El presente de cada uno de nosotros, como individuos o como grupos, incluye el retrato de nuestro pasado. Porque repito: nadie puede condenar su pasado, porque sería matar su presente.

Por ejemplo, ¿deberíamos, como españoles, condenar a nuestros genocidas? No solamente no condenamos sus actos de barbarie civilizada, sino que además nos referimos a ellos como ilustres conquistadores del nuevo mundo. Incluso tienen varias calles a su nombre, en la mayoría de ciudades españolas. ¿Deberíamos condenar a nuestros antepasados de la Inquisición? ¿Deberíamos, como españoles, condenar cada acto de violencia a través de los cuales España se ha forjado como uno de los estados más desarrollados del mundo occidental? ¿Deberíamos arrepentirnos como españoles, de cada litro de sangre vertida en el mundo en nuestro nombre y gracias a los cuales hoy estamos donde estamos? Todas mis respuestas a estas preguntas son no. Me basta con que ahora no siga ocurriendo. 

Esto es lo que los cerdo-ruidistas no entienden, o no quieren entender.


BONUS TRACK 
[un poco de punk-rock de centro-reformista, valga la incongruencia]

11 comentarios:

Blue dijo...

"¿Deberíamos arrepentirnos como españoles, de cada litro de sangre vertida en el mundo...?".Como entretenimiento no está mal, aunque la calceta es más productiva.

Voy a salir a "los medios" a condenar el tiempo. El atmosférico, no, el otro, que ya se me quemaron las lentejas dos veces por culpa de bloguear, y lo que empieza como una broma puede acabar en eso que llaman "una catástrofe de grandes dimensiones". Condeno el presente porque va a acabar matando mi futuro.¡Hala!

Saludos, Kez.

Ay, la canción, ja, ja...cosa tierna y sin embargo rebelde, ja, ja.

Anónimo dijo...

Zurko

Escuchaba las preguntas mas muertas esta mañana, a ese representante, seguro que de una parte significativa de la sociedad vasca... Y pensé exactamente lo mismo que tu. Los enterradores de la memoria histórica, esos que protegen a un Meliton Manzanas, cebarse en reventar la esperanza de tanta gente.


La PAZ es un duro golpe para la capitalización de los intereses "protectores" y de "seguridad" de M.O. y sus empresas, salvo que monte algo él, nada descartable, así que cuidado que los conocemos y lo hemos visto otras veces.

Desde Madrid, suerte en esta catarsis que va a desnudar a tantos.

Salud

J. dijo...

Cada cosa existe en un momento y lugar. Es lo que tiene lo de la constante espacio-tiempo. Y cada una de sus coordenadas es de todo diferente a las demás, aunque más de unas que de otras.

Me perdonarás que, por una vez, no le dé al play de la recomendación musical :)

Un saludo.

Kez dijo...

Blue, tierna y rebelde. En ese partido político que os traeis entre manos deberías ser la jefa de la diplomacia...

El presente, tienes razón, es lo único que estáen nuestras manos condenar.

Un saludo,

Kez dijo...

Zurko, como descarga de los cerdo-ruidistas tengo que decir que hoy alguno de ellos ya ha empezado a recular su discurso. Ya dicen que las palabras de SORTU abren una puerta a la esperanza, y decir esto no es baladí por tratarse de las palabras de un cerdo-ruidista.

El caso de Mayor Oreja es un caso de extrema porcinez ruidista, pero con colmillos. Es decir, que estaríamos hablando de un jabalí-miedista. Irrecuperable.

La catarsis viene tranquila Zurko, por eso pienso que viene para quedarse. Gracias.

Un saludo,

Kez dijo...

J. cobarde, sufre como sufrí yo cuando la tuve que escuchar para ver si la incluía en la entrada o no. Cerdorruido es un grupo punk de centro reformista, de esos que abundas por las radio formulas. Sé que tu tienes cierto [y buen] gusto musical, pero a veces hay que ensuciarse con estas cositas pocilgueras, jeje. Bueno, es cosa tierna y sin embargo rebelde, en palabras de Blue, jaja.

Sobre el primer párrafo que has escrito, necesito más tiempo para responder... jeje.

Un saludo, J.

Blue dijo...

Los jefes de la diplomacia no paran de viajar. No sé si me estarás mandando a paseo (de forma diplomática, claro ;-).
¿La canción?...es que me tiemblan las piernas como cuando escuchaba a los Hombres G, ja, ja.
Voy a escucharla otra vez. Me has rebelado la belleza y ninguna otra canción canción podrá ya seducirme.Y esa pantalla que aparece al principio que dice "Libertad"...ay!
¡Que se quiten las canciones tristes!

Saludos, Kez.

fiorella dijo...

Aupaue Euskadi!!, me alegra y mucho lo de SORTU y que LOKARRI haya tenido un papel importante en todo esto. Un beso

fiorella dijo...

Aupa, no Aupae.

oier dijo...

Estos tienen de punk-rock lo que yo te diga...mas bien pop-rock con estetica dulzona de punk de la moraleja, nada que ver con aquellos grupos punks de barrios obreros, criticos y rebeldes.
Me da nauseas este video y a ese crestudo lacado le mandaba en un cohete a... uuuyy perdon que se me ha ido la olla.

Kez dijo...

Blue, recuerda que no es cualquier belleza. Es la belleza centro-reformista, esa que carece de ideología, jajaja. No voy a seguir por ahí que tú y yo hace tiempo que hemos entrado en una tregua no escrita y no verbalizada, jajaja. Un saludo,

Hola Fiorella. Ongi etorri. Sí, Lokarri ha hecho un gran esfuerzo por llegar a esto, y buena parte de la sociedad vasca también. Y esto es imparable, aunque se intente torpedear desde varias plataformas del poder político. Un saludo,

Oier, venga... ¡Que estamos en tregua! Relájate, jajaja.

Publicar un comentario