miércoles, 1 de septiembre de 2010

Publicidad pro-vinilo heavy-yonky, yonky-punk o gothic-horse

Esta mañana he recibido por correo un catálogo general de vinilos. El remitente es una empresa importadora de productos musicales a la que estoy suscrito, especializada en música rock (sobre todo heavy, punk y gótica). Dentro me he encontrado con dos formas (publicitarias) de fomentar el uso del vinilo.

La primera corresponde a una manera moderna de hacer propaganda, en positivo, con la cosa del buen rollo por delante. Ideología blanda, digamos. Es un mensaje que aparece en una camiseta especial que ofertan con motivo del tema central del catálogo (venta de vinilos y accesorios) y que hace uso de la coletilla "Save the...", tal y como hicieron en su momento los eslóganes "Save the children", "Save the planet" o "Save the quebrantahuesos".



Y la segunda..., en fin, la segunda no precisa ningún comentario. ¿O sí? Vosotros diréis.

6 comentarios:

XOX Rodriguez dijo...

Vinilos y Heroina, la puraesencia misma de los 80

zabala azkez dijo...

Sí Xox, los 80 han vuelto para quedarse una temporada, para bien y para mal.

J. dijo...

El otro día encontré en una caja de mudanza un cd. Me mudé a esta casa hará unos cinco años, y hay cajas que no he acabado de desembalar (sí, sé lo que estás pensando). Lo metí en la bandeja del equipo de música... y nada. Lo metí en la del portátil... y nada. No hubo manera de hacerlo sonar. Tengo vinilos con más de treinta años que se escuchan de puta madre, yo creo que mejor que el primer día. Save the chisporroteo.

zabala azkez dijo...

@J, Save the chisporroteo, eso es, porque no hay mejor manera de escuchar música rock que no sea en un vinilo. ¡Y cómo suena un bajo en vinilo...! El CD fue cosa de la música de centro-reformista. Jeje.

Blue dijo...

Yo pensaba que el sonido grave del vinilo era el de la nostalgia, así que para salir de dudas hice una prueba: Reproduje en el mismo equipo de música una canción en CD (no mp3) y la misma en vinilo, y le dije a mis hijas (por eso de la inocencia ;) cual les gustaba más. No tuvieron dudas:¡Eeeeesa!...(vinilo, claro).
Después busqué información "objetiva" en internet. Entre toda la marea de opiniones encontré algunas razones que parecen convincentes:
- El rango de frecuencia del vinilo es mucho mayor, por eso recoge mejor los graves.
-Los CDs actuales, además, para que tengan un mayor volumen tienen la música más comprimida que los primeros, con la consecuente bajada de calidad del sonido.
-Otras razones (que no entiendo) y que tienen que ver con el jitter o el teorema de Nyquist-Shannon.

De manera resumida lo expliqué aquí.

Gracias por tu visita.
Me gusta tu casa.
Saludos.

zabala azkez dijo...

Joder Blue... entonces sí hay una explicación científica para lo que parece, efectivamente, una sensación subjetivo-nostálgica-afectiva-emocional. Jeje.

Esa prueba que le hiciste a tus hijas yo la he hecho conmigo mismo varias veces, con el bajo de "The Cure" en los discos "Pornographie" y "Faith" y en fin... no hay color, no hay color. Es lo que tiene el rango de frecuencia, jajaja.

Además, poder ser testigo visual de la tecnología que hace sonar una canción, el ritual que precisa, los LP´s y sus diseños cuidados, etc, convierten la mercancía y el consumo en verdadero fetiche... Y eso ni el CD ni el mp3 pueden darlo...

En fin Blue, gracias por el comentario y por la visita...

Publicar un comentario